Casa Lola. Foto: Ibizarentdreams.com

Dos fiestas este fin de semana en Casa Lola a pesar de las restricciones por la Covid-19

Hasta tres denuncias por alteración de la convivencia ha interpuesto este fin de semana la Policía Local de Sant Josep a los responsables de Casa Lola, ubicada en es Cubells, por la celebración de dos fiestas en las noches del sábado y el domingo. 

En las dos ocasiones se denegó la entrada de los agentes a la vivienda, por lo que no se ha podido comprobar el aforo ni el cumplimiento de las medidas sanitarias para prevenir contagios de la COVID-19.

Los agentes acudieron tanto el sábado como el domingo por la noche, tras recibir avisos y denuncias por ruido en esta vivienda, que se alquila como complejo turístico, y tiene orden de derribo por parte del Ayuntamiento de Sant Josep por haberse edificado sin licencia. 

La primera intervención se llevó a cabo en la madrugada de sábado al domingo, a las 3.30 horas. Los agentes interpusieron la primera denuncia por alteración de la convivencia, que acarrea sanciones de entre 600 y 12.000 euros.

La segunda intervención se produjo el domingo por la noche, con el apoyo de la Guardia Civil, donde los agentes pudieron comprobar la llegada de coches y taxis, la concurrencia de personas y la música, que no cesó hasta las 4.15 horas de la madrugada.

Tras interponer una segunda denuncia por alteración de la convivencia y abandonar el lugar, los agentes regresaron y comprobaron que desde la casa se volvía a escuchar música, por lo que impusieron al responsable una nueva sanción, esta vez directa, de 12.000 euros.

La Guardia Civil, por su parte, levantó acta de todo lo que allí sucedía para que Delegación de Gobierno determine si es constitutivo de sanción. 

A pesar de que el Consistorio asegura que la música cesó el domingo durante el día, los vecinos han denunciado que las molestias por ruidos comenzaron el sábado por la noche y continuaron durante el día y la noche del domingo.

Precisamente, la consellera balear de Administraciones Públicas, Isabel Castro, ha anunciado este lunes que la Abogacía de la Comunidad Autónoma pedirá a jueces y fiscales que autoricen de urgencia la intervención de las fuerzas de seguridad en domicilios donde se celebren fiestas con el objetivo de prevenir contagios de COVID-19.